Una adolescente de 15 años se suicidó después de que el video en el que se muestra cómo se baña se volvió viral en la aplicación Snapchat.

Sucedió en Florida, Estados Unidos, donde Tovonna Holton tomó la pistola del bolso de su madre Levon Holton y se disparó en el baño de su casa. Horas antes la joven fue grabada desnuda y bañándose por un grupo de compañeros, video difundido en Snapchat. 

"Realmente quiero que los abusadores paguen. Que sus padres sientan lo que nosotros hemos sentido, porque incluso si sus hijos son detenidos, los pueden ir a visitar", dijo la madre al canal local WFLA-TV. 

De acuerdo a las primeras investigaciones, fue Angel Scott, tío de la menor, quien descubrió las imágenes compartidas en la red social. "Solamente dije '¿alguien sabe algo? ¿saben que había en esas fotos?' y me mandaron un video tomado en Snapchat de ella bañándose", comentó. 

La madre de Tovanna le ordenó a su hija limpiar su habitación, sin saber que sería la última vez que la iba a ver con vida. "Fui hacia el baño, pero no pude llegar. Intenté entrar y vi el charco de sangre salir de la puerta. Intenté presionar su cabeza y detener la hemorragia. La intenté salvar", comentó a medios locales.

El bullying en Internet es más dañino 

"La situación que padecen cientos de adolescentes es muy desagradable. Cuando alguien les hace bullying de frente ellos pueden gritar, pero cuando se trata de internet, tan rápido y al instante, suele ser muy agresivo", explica a la televisorsa WFLA el psicólogo Dr. Walter. 

"Ocurre muy rápido con los adolescentes. No es fácil de verlo, tienen que conocer a su hijo para saber qué cosas puede estar atravesando", añadió.