Una mujer murió electrocutada en su domicilio de la calle España de Bávaro, provincia La Altagracia, tras recibir una descarga de un abanico, informó hoy la Policía en un comunicado.

El cadáver de Yaneri Oreilly Solís, de 35 años, presentaba quemaduras en brazo izquierdo por descarga eléctrica, según el diagnóstico del médico legista.

Según el esposo de la fallecida, Nathanael Rivera, cuando llegó a la casa su pareja no le abría la puerta y, al entrar tras forzarla, encontró a su compañera tirada en el piso; dando por hecho que ella estaba borracha, se puso a ver televisión y se quedó dormido, pero cuando al despertar vio que continuaba tirada en el suelo, comprobó que no tenía signos vitales.

Rivera se trasladó a casa de un vecino a pedirle ayuda, y luego informó a las autoridades, que encontraron el cadáver boca arriba en el piso, con el alambre del abanico, el cual estaba conectado, enredado en el brazo izquierdo.

Los cadáveres fueron enviados hacia la oficina regional de Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) en Santiago y San Pedro de Macorís, respectivamente, para practicarles necropsia.