La Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin) calificó de preocupantes las pretensiones del Consejo Nacional de Empresa Privada (Conep) que, según afirmó, en complicidad con el Gobierno, pretenden desplazarlos de los corredores viales, incorporándose al sistema de transporte público de pasajeros, de carga y otras modalidades.

Durante una rueda de presa en su local el presidente de Unatrafin, Juan Santana Soriano, se refirió así al recurso de amparo que el Conep sometió ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA), alegando vulneración de los derechos fundamentales a la libertades de empresa, competencia y de tránsito, y que se conocerá este martes.

"A los dirigentes y miembros del Conep no les luce, no les queda bien, hablar de nuestro supuesto monopolio en el transporte, pues ellos sí representan monopolios; son dueños de todas las empresas e industrias de nuestro país, en materia de producción, el comercia, la banca, los puertos y aeropuertos, la industria azucarera, exportaciones e importaciones

Por otro lado, operadores de 65 rutas de transporte público de pasajeros del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo calificaron de inconcebible que el gobierno continúe avanzando hacia la modernización de ese sector, ignorando a cientos de miles de pequeños y medianos empresarios y trabajadores que, durante décadas, han ofrecido ese servicio a la población.

Los responsables de esas rutas creen prudente que se les escuche antes impulsar los proyectos que se pondrán en marcha de cara a la modernización del transporte en la República Dominicana.

Dicen sentirse amenazados con ser desplazados de sus rutas, pues los proyectos que ejecuta el gobierno mermarán significativamente sus ingresos y los empuja paulatinamente a la quiebra total.

Pusieron como ejemplo lo que ha ocurrido en el municipio Santo Domingo Norte, donde el Gobierno ha puesto la mira para desarrollar los principales ensayos en materia de modernización del transporte.

En ese municipio se trabaja en la instalación de un teleférico que comenzará teniendo cinco estaciones, y ya hay estudios para otras cinco; se habla de un "acuabús", un sistema integrado de pasajeros y, además, de que se analizan otras innovaciones.

Se seguir estos pasos, el Gobierno se convertirá en un competidor desigual que poco a poco dejará sin el pan a cientos de miles de familias que durante décadas han vivido del transporte público de pasajeros y actividades afines, afirman.

Citan también la intención del gobierno de crear, mediante el decreto 263-16, la Comisión Presidencial para la Seguridad Vial, la cual dice tener como objetivo principal la búsqueda de soluciones "integrales al problema de los accidentes de tránsito".

"No se puede hablar de soluciones integrales si a nosotros, como eje fundamental en estos menesteres, se nos deja fuera de cada comisión que se conforma y, además, se quiere ignorar que gracias a nosotros el pueblo dominicano se ha estado transportando por décadas y décadas", expresan los transportistas.

Al referirse a los combustibles compensados que reciben los transportistas, los operadores de rutas aclararon que los aportes apenas cubren el 20 por ciento de los costos operacionales.

Instituto de Tránsito y Transporte (Instran) es el nombre que se baraja para identificar el nuevo instrumento o autoridad única que el Poder Ejecutivo crearía hasta que se apruebe un proyecto de ley que, en tal sentido, cursa en el Congreso Nacional.

Aunque los principales dirigentes de Unatrafin y los operadores de rutas dicen favorecer la creación de una autoridad única, insisten en señalar que ningún organismo que se cree tendría razón de ser si se persiste en ignorarlos.