La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) anunció ayer la concesión de la patente de invención de alta tecnología en el área de Nanociencia, que se ocupa de los sistemas cuyo tamaño es de unos pocos nanómetros (nm).  (1 nm equivale a 0.000000001 metro).

La solicitud fue presentada en noviembre de 2013, y se convirtió en la primera institución de educación superior nacional en lograr este hito en el área de la investigación. El viceministro de Ciencia y Tecnología del MESCyT, Dr. Plácido Gómez, felicitó a la Madre y Maestra por esta patente que podría impactar dispositivos electrónicos y biomédicos.

Consiste en el revestimiento de conglomerados de nanotubos de carbono, de 100 a 200 nm de diámetro, con nanocristales de carburo de silicio y carbono, de tamaño del orden de 10 nm, de manera que el revestimiento se ajusta a la geometría de los nanotubos de carbono.

El hallazgo, que se pudiera implementar a escala industrial, puede mejorar las propiedades físicas y químicas de los nanotubos de carbono y permitir su uso en nuevas aplicaciones en electrónica, biomedicina y los materiales compuestos.

Se puede utilizar en aplicaciones en las que se requiere mejorar la estabilidad térmica de los nanotubos de carbono, como son los dispositivos expuestos a la salida y entrada de la atmósfera terrestre.

La patente está identificada con el número 9458017 en la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO).