Thomas Pérez, actual Jefe de Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, podría acompañar en la boleta a la  candidata a la presidencia  por el Partido Demócrata, Hillary Clinton, de acuerdo a un artículo publicado en la revista americana Político.

Pérez  nació en 1961 en Nueva York. Sus padres, Rafael y Grace Pérez,  fueron de los primeros dominicanos en llegar a los Estados Unidos en las décadas de 1920 y 1930.

Su progenitor fue embajador de la República Dominicana en EEUU y al entrar en conflicto por criticar la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo tuvo que emigrar a Norteamérica donde se hizo ciudadano luego de ingresar al ejército americano.

CANDIDATO A VICE

Tony Coelho, quien fue presidente de la campaña presidencial del Al Gore en el 2000, lo señaló como buen candidato a la Vicepresidencia junto a Clinton.

"Para mí desea a alguien que pueda excitar el Partido Demócrata, y él es un tipo que puede hacerlo. Él es un gran orador y él es hispano ", dijo Coelho. "Creo que es perfecto en todos los sentidos para ella."

Además, el magazine señala los dotes de buen orador que tiene Pérez y sus buenas relaciones con personas de la jerarquía: es un buen amigo del multimillonario ecologista Tom Steyer, quien realizó una donación para la campaña de Obama.

El funcionario de descendencia dominicana ha colaborado en la campaña de Clinton, acompañando a su equipo en los estados donde hay muchos latinos, señala el artículo de Político.

FORMACIÓN

Thomas, graduado en la prestigiosa universidad de Harvard,  ha cosechado una fructífera carrera laboral, llegando a desempeñar varios cargos importantes: De 1989 a 1995, desempeñó como fiscal en el Departamento de Justicia de la División de Derechos Civiles. También fue Secretario de Trabajo Maryland.

Pero el más significativo fue cuando en 2013, el presidente Barak Obama lo designó como Jefe del Departamento de Trabajo, único  hispano en el gabinete del mandatario.

"Se ha pasado años trabajando en el Departamento de Justicia sobre los derechos de voto, los derechos civiles y la mala conducta policial, justo en el centro de los problemas que han explotado entre los afroamericanos y demócratas progresistas", sostiene el artículo.

Según los analistas, la batalla electoral por la presidencia de los Estados Unidos, está centrada entre Clinton (Demócrata) y el controversial multimillonario Donald Trump (Republicanos).