El presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas Maldonado, expresó hoy su apoyo a las reformas institucionales y políticas planteadas la semana pasada por el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Rafael Blanco Canto.

En un comunicado, Vargas Maldonado señaló que estas reformas "deben ser emprendidas desde ya en base a un gran concierto y consenso nacional encabezado por el presidente Danilo Medina".

Dijo que Medina debe actuar "legitimado por ser el presidente elegido en elecciones democráticas más votado en toda la historia dominicana con más de un sesenta por ciento de los votos emitidos".

"Aunque se ha querido ver una contradicción entre la cúpula empresarial y el gobierno de Danilo Medina, lo cierto es que gran parte de las reivindicaciones empresariales forman parte del programa del Gobierno Compartido de Unidad Nacional que sirvió de base a los acuerdos entre el PRD y el PLD con vistas al pasado torneo electoral", subrayó.

Asimismo, afirmó que "es crucial" una reforma fiscal que consolide los recursos del Estado y "no descanse solo sobre los asalariados y las empresas tributariamente transparentes, una liberalización del sector transporte para hacer más competitiva a la industria nacional".

Al mismo tiempo, planteó una reforma laboral que disminuya los costos de las empresas y asegure los derechos adquiridos de los trabajadores, una reforma eléctrica que permita aumentar la producción, disminuya las perdidas y baje los precios de la energía eléctrica y, finalmente, una reforma que consolide un Estado.

Dijo que "hace tiempo" el PRD entregó propuestas de reforma tanto de la Ley Electoral como de la Ley de Partidos que están en manos del presidente Medina, de todos los partidos de oposición, del empresariado, de la Iglesia Católica y de la sociedad civil.

"El PRD apoyará este proceso de dialogo para que el país pueda dotarse de un estatuto político-electoral que fortalezca la democracia y el derecho a la participación ciudadana", destacó.

Por último, dijo que "la reforma de la Ley Electoral y el dotarnos de una Ley de Partidos es un asunto demasiado serio e importante, por lo cual además de los políticos debe también involucrarse toda la sociedad para lograr la definición de un nuevo régimen político-electoral".Fuente