Actualmente, Venezuela sufre una escasez de efectivo, esto debido a la inflación que obliga a la gente utilizar más billetes para cualquier tipo de operación.

En medio de esta situación el Banco de Venezuela, a partir del lunes redujo el monto máximo permitido para retirar de los cajeros automáticos, de cinco mil bolívares (793 dólares) a tres mil bolívares diarios (476 dólares).

Lo que equivaldría a unos cinco dólares al cambio real que existe en el mercado negro, el cual basa sus tasas en operaciones realizadas en las ciudades fronterizas con Colombia, detalló el portal de noticias de economía "Libre Mercado".

El banco no comunicó cuál era la razón por la que había decidido reducir la cantidad, sin embargo el periódico venezolano “El Tiempo”, citó al economista Pedro Palma, quien detalló que la medida se debe a que el gobierno o la empresa financiera se niegan a emitir billetes de una nominación mayor.

Hecho que coincide con el concurso lanzado la semana pasada por el Banco Central de Venezuela para proveer de papel de seguridad para la impresión de billetes de 50 y 100 bolívares.