Debido a la crisis de electricidad que vive Venezuela, el gobierno de Nicolás Maduro había decretado a principios de abril que la semana laboral para el sector público sea solo de cuatro días.

Sin embargo, el mandatario ha decidido aumentar el miércoles y el jueves a la lista de días no laborables, informó el vicepresidente Aristóbulo Istúriz.

"El presidente ha tomado la decisión de que además del día viernes, que ha venido actuando como día feriado no laborable para tratar de reducir el consumo de energía, se ha decidido incorporar como días feriables no laborables para el sector público los días miércoles y los días jueves", dijo Istúriz.

Por otra part,e el funcionario señaló que las escuelas dejarán de funcionar el viernes, según informó el diario venezolano “El Universal”.

Con este plan, el gobierno pretende contrarrestar los efectos de la sequía, producto a su vez del fenómeno “El Niño”.

No se aplicará en hospitales, aeropuertos, ni en la Gran Caracas, por ser sede de los poderes públicos.