Adam Ward, el camarógrafo recientemente asesinado junto a la periodista Alison Parker, había grabado anteriormente a su asesino, justo en el momento en que fue despedido del canal de TV en el que ambos trabajaban.

Ward, de 27 años, fue asesinado junto a su compañera de 24 años durante una transmisión en vivo, en Virginia, Estados Unidos.

El asesino Vester Flanagan solía trabajar en el canal "WDBJ", filial de la cadena "CBS", hace dos años al igual que las víctimas, hasta que fue cesado, esto debido a su deficiente desempeño laboral.

Su despido fue capturado por Ward, incluyendo el momento en que Flanagan fue escoltado por la policía fuera de las instalaciones, tras negarse hacerlo por sí solo.

Según información del periódico británico “Daily Mail”, Flanagan, que se hacía llamar Bryce Williams, argumentó que su despido se debió a un asunto racial y no debido a su trabajo.

Después de ocasionar la muerte de los otros comunicadores, el asesino se disparó y murió pocas horas después.