Una mujer en Tailandia fue a buscar a su perro en la mañana y encontró su cuerpo a medio devorar por una enorme serpiente pitón.