Una mujer de apellido Wang, de 28 años, cayó en un río cuando estaba jugando con su smartphone el 29 de diciembre de 2015. Ella desapareció en el río en dos minutos y nunca regresó.

De acuerdo con la descripción del video publicado en YouTube por CCTV+ –canal de noticias orientales– era madre de dos hijos en el condado de Pingyang en la provincia oriental china de Zhejiang.

"Después de ver el vídeo de vigilancia en varias ocasiones, identificamos que la señora Wang estaba demasiado obsesionado con su teléfono inteligente en ese momento, y luego cayó en el río", dijo Lin Yunxuan, un oficial de policía de la estación de policía del condado de Pingyang.

El cuerpo de Wang fue descubierto después de que su marido Yang vio su zapato flotando en el río a la mañana siguiente. Su pareja dijo que le gustaba jugar con su teléfono inteligente todo el tiempo.

En la galería de fotos les mostramos una historia completamente diferente, cuando un celular le salvó la vida a un hombre.