El final de Nancy De Acosta fue truculento: persiguió a su marido infiel en su auto para atraparlo "in fraganti". Pero lo que la atrapó fue la muerte.

Sucedió en Houston, Texas, a las 4 de la mañana.

El vehículo de la mujer dio varias vueltas antes de chocar. Conducía a toda velocidad mientras seguía a su esposo y a su amante, que iba con él. Pero perdió el control cuando trató de forzar a su marido a que se orillara.

La mujer murió en el lugar. El marido y su amante resultaron ilesos.

El otro conductor fue llevado al hospital, reportó el canal local ABC 13.