Un policía de Colorado Springs, Estados Unidos, que arrojó brutalmente al suelo a una mujer mientras estaba esposada fue demandado por aproximadamente 500 mil dólares por los daños que le ocasionó.

Alexis Acker vivió el enfrentamiento en 2013, cuando ella tenía 18 años, pero la situación era desconocida hasta que esta semana se dio a conocer el video de vigilancia en el que se ve la confrontación.

La brutalidad del oficial ocasionó que los dos dientes frontales de la chica sufrieran fuertes daños.

Acker presentó una reclamación en mayo, argumentando que había sufrido heridas en la cara, cabeza, dientes y mandíbula. Y continúa sufriendo de migrañas y dificultades cognitivas.

Acker había sido arrestada por intervenir en la detención de su novio. Después fue llevada al hospital, aunque las razones no están claras. Sin embargo, el video muestra que el oficial la empuja a una silla y ella comienza a patearlo. Entonces la sostuvo para luego tirarla al suelo, informó el periódico “Colorado Springs Independent”.