A continuación las cuatro situaciones más comunes en ambientes de trabajo.

1- Seguridad Social dominicana.

Pese a que el Código Laboral establece que todo empleado tiene derecho a ser incluido en el Sistema Dominicano de la Seguridad Social, muchas empresas omiten esta disposición.

Según describe la abogada Patricia Zorrilla, a partir de los casos que diariamente recibe la firma de abogados Legal One, el empleador quiere evitar que al empleado le realicen descuentos de su salario.

Sin embargo, el trabajador es quien se ve más perjudicado con esta medida ya que el mismo no podrá disponer de los beneficios del seguro de la Seguridad Social, como el Plan Básico de Salud, el Subsidio por Enfermedad Común y el Subsidio por Maternidad y Lactancia.

La responsabilidad de esta acción se atribuye al empleador  y se califica como una violación a la Ley 87-01 que establece la protección de la población contra riesgos de la vejez, discapacidad, cesantía, sobrevivencia, enfermedad, maternidad, infancia y riesgos laborales.

2- Beneficios de las embarazadas.

Otra de las violaciones más frecuentes en la relación empleado- empleador es el desahucio en contra de la trabajadora en su estado de embarazo. Es también totalmente nulo su despido antes de los tres meses después del parto.

Las trabajadoras embarazadas tienen la prerrogativa de que pueden decidir de manera unilateral cuándo optar por disfrutar de su derecho de vacaciones, siempre que sean tomadas después de su descanso postnatal.

Después del parto las trabajadoras embarazadas tienen derecho a descanso. Es decir, la legislación establece que la trabajadora embarazada tiene derecho a tres descansos de veinte minutos diarios por un periodo de 12 meses luego del parto; esto con la intención de que la madre pueda trasladarse a su casa para brindar a su bebé las atenciones correspondientes.

3- Vacaciones.

Toda persona que trabaja tiene derecho a vacaciones. Quienes han cumplido una jornada de trabajo no menor de un año ni mayor que cinco tienen derecho al disfrute de catorce días laborables de vacaciones.

El trabajador también tiene el derecho de programar sus vacaciones según convenga. Sin embargo, por disposición del Código de Trabajo, el trabajador por ninguna circunstancia dejará de disfrutar íntegramente de las vacaciones dentro de los seis meses de la fecha de adquisición del derecho.

El derecho a vacaciones se adquiere justo al cumplir seis meses de trabajo. Esto quiere decir que si una persona empieza a trabajar en enero, en julio ya puede solicitar sus vacaciones, pero debe tener en cuenta hacerlo antes de diciembre, si no deberá esperar enero, que fue el mes cuando ingresó a la empresa.

4- Bonificación correspondiente.

Las bonificaciones son los beneficios –económicos– que la empresa debe otorgar al empleado a partir de lo producido durante el año fiscal.

El Código Laboral Dominicano establece a partir del artículo 223 que otorgar las bonificaciones correspondientes es un deber obligatorio de cada empresa cuando el trabajador esté devengando por una función bajo la modalidad de un contrato laboral.

Este monto que corresponde por ley al trabajador se calculará de manera proporcional de acuerdo con el tiempo trabajado y al salario devengado.