Un grupo de personas y la Policía Nacional se enfrentaron hoy después de que los primeros lograran montar una cadena Humana improvisada frente a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) y las fuerzas de seguridad intentaran desalojarlos con el uso de gas pimienta.

Según indicaron varios testigos presenciales a EFE, algunos de los asistentes fueron golpeados a base de puñetazos y codazos y se vivieron momentos de tensión al intentar ser despejados delante de la OISOE.

La cadena humana, que protestaba porque consideran que la citada institución lleva a cabo prácticas corruptas, logró acceder delante de la OISOE y consiguió burlar el cordón policial que se encuentra apostado habitualmente delante del edificio.

A su vez, los asistentes se quejaron del "atropello" que consideran lleva a cabo el Gobierno contra el derecho a la protesta, al impedir durante varias semanas consecutivas que las cadenas humanas -que se realizan normalmente los miércoles- lleguen al edificio de la OISOE.

Manuel Robles, coordinador de Poder Ciudadano, que encabezó la acción sorpresa del colectivo, dijo a los medios que los ciudadanos "tenemos derecho a expresarnos y congregarnos libre y pacíficamente contra el robo de nuestros recursos y la impunidad que protege a los ladrones".

"Este Gobierno no tiene ningún fundamento jurídico para impedir el ejercicio de este derecho. Todo lo contrario, está desacatando un mandato del Poder Judicial que nos protege", afirmó.

A su vez, subrayó que ellos actuaron "de forma pacífica en todo momento" y recordó que mañana se llevará a cabo la protesta habitual de los miércoles.

Por su parte, la diputada Guadalupe Valdez, criticó, en el lugar, el uso, en su opinión excesivo, de la fuerza física, por parte de la policía.