La organización internacional Wikileaks, de Julián Assange, filtró algunos extractos de discursos que habría pagado la candidata presidencial de Estados Unidos Hillary Clinton.

La información se habría obtenido gracias al robo de miles de correos electrónicos del jefe de la campaña de Hillary, John Podesta, por parte de piratas informáticos.

Estas transcripciones serían de discursos que la candidata demócrata expuso desde que dejó la Secretaria de Estado en 2013 hasta el inicio de su campaña presidencial, lo que le habría costado, según medios estadounidenses, US$26 millones en honorarios.

En dichos documentos se puede encontrar fragmentos de su discurso pronunciado en 2014 ante miembros de las finanzas Goldman Sachs y BlackRock.

“A mi padre le encantaba quejarse de las grandes empresas y del Gobierno, pero tuvimos una educación de clase media. Buenas escuelas públicas, acceso al cuidado de la salud. Tuvimos nuestra pequeña casa unifamiliar”, explicó Clinton.

“Y ahora, obviamente, estoy bastante alejada (de eso) por la vida que he vivido y la economía, ya saben, de la fortuna que mi marido y yo hemos gozado, pero no lo he olvidado”, agregó la ahora candidata demócrata.

También se puede encontrar otro discurso pronunciado ante el banco brasileño en el 2013, donde Clinton apoya al libre comercio. Hasta el momento, ni Hillary Clinton ni sus asesores de campaña han confirmado la autenticidad de los correos.

“No me hace feliz que los rusos me pirateen en su afán de darle la elección a Donald Trump”, señaló John Podesta. Además, el jefe de campaña añadió “no tener tiempo” de comprobar si los correos son “reales o falsos”.