1. Rehidratación con agua de coco

El alcohol en exceso deshidrata y hace que perdamos minerales importantes como el potasio, el calcio y el magnesio. “Por eso, solemos sentirnos mal después de tomar mucho”, comenta la terapista nutricional británica Gabriela Peacock.

Para contrarrestar este efecto diurético del alcohol, la experta recomienda una buena rehidratación “tomando líquidos que contengan estos minerales que hemos perdido”.  Un buen ejemplo es el agua de coco, rica en vitaminas y sales minerales.

2.  Huevos para depurar  el cuerpo de toxinas

“Los huevos contienen muchas proteínas y azufre, dos elementos que ayudan a que el hígado elimine las toxinas”, indica Peacock. Un alto contenido de proteínas ayudará a producir serotonina, un neurotransmisor del cerebro que ayuda a ponernos de mejor humor.

Por si fuera poco, los huevos son una fuente rica de vitamina B, algo que el hígado necesita para depurar el cuerpo de los estragos que causa el alcohol.

3. Alcachofa y brócoli al vapor  

Para ayudar a tu hígado a recobrarse, come col, brócoli y alcachofa. “Son excelentes para regenerar el hígado”, recomienda Gabriela Peacock. La mejor forma de comerlos es al vapor. Si los sancochas, muchos de sus nutrientes se perderán.

Toma nota: si le añades un poquito de kion, te ayudará a evitar las tan molestas náuseas.

4. Limón y perejil

“El alcohol causa  hinchazón, así que una buena manera de combatirlo es con una infusión de limón y perejil”, comenta Ary Núñez, entrenadora personal de la cantante Rihanna. Vierte esta mezcla en dos botellas. Una llévatela a tu cama y tómatela poco a poco. La otra ponla en la nevera para cuando te levantes.

5. A sudar con un poco de spinning

Aunque estés cansado por la mala noche, ejercitarte no te vendrá mal. Puedes hacerlo sin salir de tu cama. “Siéntate derecho y cruza tus piernas.

Cierra tus ojos y respira profundamente por 10 minutos”, dice Núñez. Si tienes fuerzas para ir al gimnasio, una buena sesión en la bicicleta estacionaria puede ayudar a recuperarte.

“Te ejercitarás mucho y sudarás, por lo que eliminarás de tu cuerpo las toxinas del alcohol”, comenta.

6. Hielo en los ojos

“Siempre ten en tu refrigeradora unos paquetitos de hielo. Ayudarán a bajar la inflamación de los ojos luego de una larga noche de juerga”, recomienda la dermatóloga estadounidense Debra Jaliman, autora del libro Reglas para la piel.

“También puedes echarte una crema que tenga cafeína, porque reduce la circulación de la sangre en la zona de los ojos y con eso ayudarás a que no te aparezcan ojeras”, comenta Jaliman.   

7. Una cara bien exfoliada

“Me encantan los tónicos, porque realmente creo que ayudan a limpiar la piel y revitalizarla después de la resaca”, comenta la doctora Jaliman.

Asegúrate que tus cosméticos contengan glicerina. “Luego, lávate la cara con un exfoliante por dos minutos. Eso la limpiará del humo del tabaco y las toxinas del alcohol tras la noche de locura”, explica.