Zofoa II, el rey de Banbungo, Camerún está casado con casi 100 mujeres.

Las tradiciones de la región dictan que cuando un rey fallece, quien ocupa su lugar hereda a sus mujeres, además de casarse con las que el mismo elija.

Por esa razón, tras la muerte de su padre, el fon Ndofua Zofia II, heredó 72 esposas y más de 500 hijos.

Todas estas mujeres dan un valor importante a la posición del rey, ya que son como un símbolo de éxito. Las casi 100 mujeres de este líder tienen un nivel de educación muy amplio.

La poligamia en Camerún es legal. Sin embargo, en la mayoría del continente africano no se practica.

Debido a los cambios en la ideología después de las conquistas y la enseñanza de pensamientos más occidentales muchas de estas tradiciones están modificándose, junto con la manera en que los reyes las manejan.

En muchas de las regiones se vive intentando no perder la esencia de su pasado, aunque la modernidad no la entienda, pues para los reyes las tradiciones son realmente valiosas y representativas, informó el canal estadounidense "CNN".