Eclesiastés explica la importancia de tiempo y circunstancias: Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

El momento político actual necesita de carpinteros. La mesa institucional muestra el desbalance de las patas descuadradas. El gesto oportuno no es quejarse por su falta de simetría, sino buscar las herramientas y disponerse a la reparación.

La oposición debe abandonar el destructivo espíritu peleonero para adoptar el espíritu constructivo de la carpintería política.

El plato electoral se volverá a derramar si no miden, cortan y pulen la madera normativa y humana de la mesa institucional.

Recomendamos:

Metrónomo: Paños y manteles; Decretos

LaVerdadVerdad: Estadísticas de la seguridad