Nuestros agobios cotidianos, tan grandes, parecen pequeños frente a los agobios de la especie.

Hoy da comienzo una reunión multitudinaria de líderes mundiales para discutir acciones para enfrentar el cambio climático.

Esta cita puede ser la última oportunidad para comprometerse con una agenda seria de reducción de todas las causas humanas del fenómeno.

La pregunta: ¿Nos debe importar? Tiene respuesta única, ¡claro que sí! Nuestro país no puede darse el lujo de ignorar este tema, porque somos uno de los territorios más expuestos a sus efectos.

Sigamos las discusiones con atención y actuemos en consencuencia. Exijamos a los que contaminan.