Lo pequeño empequeñece todo lo que ve.

El malo ve maldad por donde quiera. El mediocre no imagina la excelencia. Para el innoble la nobleza no existe. Los inmorales aseguran que la moralidad es impostura.

Los corruptos juran que todos tienen precio. Los poderosos están convencidos de que todos los hombres se inclinan. El cobarde no reconoce el valor. Los incapaces  de hacer se afanan en deshacer lo que otros hacen.  

Los que piensan, hablan y escriben por encargo no saben que otros se encargan de pensar, hablar y escribir solo por voluntad propia.

Cada ladrón juzga por su condición.

Conversemos por @HomeroFigueroaG