Escribió Marx: La historia se repite dos veces. La  primera como tragedia, la segunda como farsa. En la proclamación de Danilo Medina como candidato del PRD hubo una coincidencia entre los actores y el pasado: de nuevo, corbatas azules. El resultado de aquel primer pacto entre Vargas y Fernández fue una verdadera tragedia para el partido blanco.

La consecuencia, un jacho apagado. Aquel polvo de la coincidencia con el adversario trajo el presente lodo de la capitulación absoluta. El buey que más jalaba unce su débil cabeza a la yunta morada para continuar con su farsa de partido sin votantes.

RECOMENDAMOS

METRÓNOMO

#LaVerdadVerdad: La vocación de eternidad