Medina habló de la necesidad de cerrar la era del manual del pesimismo de algunos dominicanos.

Imaginamos que el mandatario se refiere a las voces críticas que expresan inconformidad con la situación actual.

Danilo, a juzgar por su discurso, propone la alternativa del optimismo, pero ni el pesimismo siempre es malo ni el optimismo siempre es bueno.

El pesimismo puede paralizar el progreso y el optimismo puede dejar en la complacencia. Mario Benedetti dijo que el pesimista era solo un optimista bien informado.

Este pesimista informado siempre será preferible al optimista que niega la realidad. La mejor fórmula: creer dudando.

RECOMENDAMOS:

Metrónomo: Reducción y Hostigamiento

#LaVerdadVerdad: Reforma personal