La frase “entre Escila y Caribdis” significa estar entre dos peligros.

Escila y Caribdis eran dos monstruos de la mitología griega que se econtraban situados, a poca distancia, en orillas opuestas de un estrecho.

Los marineros, intentando evitar los peligros de Escila, iban a dar con los de Caribdis. A uno y otro lado del estrecho morado se encuentan Leonel y Danilo.

Uno quiere candados para la Constitución y el otro no.

La tripulación del partido trata de pasar sin golpear a ninguno de los dos. La tarea parece imposible. El barco partidario podría terminar devorado por los dos.