El patólogo Sergio Sarita Valdez, director de Patología Forense, denunció que el Ministerio Público maneja de manera antojadiza las pesquisas por muerte violenta.

La práctica de no referir casos busca bloquear la posibilidad de que se conozca la verdad sobre las razones y las cifras de la delincuencia. Los muertos hablan y, a menudo, producen acusaciones incómodas.

La denuncia del galeno devela el misterio de la reducción estadística de muertes por cada cien mil habitantes. Los escándalos cotidianos nos curaron de espanto, pero esta grave acusación necesita ser respondida.

El silencio de los muertos conviene al crimen y aleja la seguridad.

Recomendamos:

Metrónomo: Entre Fello y Fellito y Hablar resuelve

#LaVerdadVerdad: Modelo colapsado de seguridad