El embajador francés, José Gómez, dice que el ciudadano Christophe Naudin no representa peligro de fuga. La rotundidad de la afirmación en favor de alguien que precisamente ayudó a fugarse a dos condenados, sorprende.

El perfil heroico en las fotografías y sus humillantes explicaciones en los medios franceses están frescas en la memoria colectiva.

En todas sus participaciones públicas compartió un relato incriminatorio sobre su participación como coordinador de la operación y responsable del presupuesto de cien mil euros.

El fiscal más inexperto estaría en capacidad de probar su responsabilidad. El caso debe servir de ejemplo para evitar otro atrevimiento.

RECOMENDAMOS:

Metrónomo: Debate femenino y Patente de corso

#LaVerdadVerdad: La cancillería debe actuar