La confianza es el pegamento social entre las instituciones y los ciudadanos.

La confianza es fe entre dos. La fe es la creencia en lo que no vemos. La conciencia moral de las personas escapa a la inmediata experiencia de los sentidos, así que la única forma de conocer la reciedumbre moral de un árbol humano es por sus frutos.

Las personas son y serán lo que hacen. La inconducta pasada marca la conducta futura.

La Junta Central Electoral, como la mujer del César, debe ser seria y parecerlo. La lista que circula puede tener faltas ortográficas, pero no morales.

Conversemos por @HomeroFigueroaG

Recomendamos:

#LaVerdadVerdad La destitución es la sanción

Metrónomo: "Inobjetables" y "Buenas noticias"