El Palacio Nacional es zona vedada para protestas. Los esfuerzos de muchos sectores sociales para manifestarse en las imediaciones de la casa de Gobierno se impiden incluso con la fuerza.

Las caminatas o vigilias más pacíficas se encuentran siempre con la macana policial. Faprouasd lleva semanas organizando, con diferentes modalidades, jornadas de protesta.

La caminata del día de ayer pudo ser otra más, pero la intervención de la policía desató la violencia.

La teoría de conspiración a dos voces del ministro Fadul y del general Peguero es un burdo intento de meter la política electoral donde solo hay demandas sociales.

RECOMENDAMOS:

Metrónomo: “Cosas veredes” y Un negocio

#LaVerdadVerdad: El NO a la relección... en Bolivia