Lo que pase allá afecta aquí.

El medio  centenar de candidatos dificulta cualquier predicción. Lo que sí estamos seguros es que el actual presidente Michael Martelly y su partido nos salió huero.

Recordemos que ese huevo fue empollado por intereses locales. Esos intereses locales ganaron con el “Dulce Mickey”, pero nuestro país terminó perdiendo.

Hatí es un reino de taifas, o sea un país de facciones o bandos. El poder presidencial es limitado.

Los dominicanos debemos de rogar porque gane el menos malo de los tres. Maryse, nos odia. Jovenel, otro Martelly. Nos conviene Jude Celestín.

Ojalá no salga huero. 

Conversemos por @HomeroFigueroaG