El Senado escogerá la JCE después de una larga contradicción entre los que exigen una junta de ovejas y los que manipulan para conseguir una de lobos.

El espíritu democrático y el pragmatismo político impiden seleccionar una dentada manada.

La cultura política de la transacción tal vez termine por imponer un organismo electoral mixto conformado por ovejas y lobos. Las dos especies se relacionan en la vida natural: como presa y depredador.

El mayor número de ovejas preserva el equilibrio del ecosistema. La mejor JCE sería  una con más ovejas que lobos. La peor: una de lobos disfrazados de ovejas.
 

Recomendamos:

Metrónomo: Raro y Desperdicio

#LaVerdadVerdad: División política en EE.UU.