Los números de Temo no me cuadran, aunque lleven aval del Banco Mundial. Eso de que la clase media superó los pobres no puede creerlo nadie en esta sufrida media isla.

Montás dice que los pobres son un veiticinco por ciento y la clase media el veintiocho. La simple sumatoria de los porcentages echa por tierra la afirmación.

Las cifras indican que el cincuenta y tres por ciento es pobre o clase media. Un país tiene tres posibilidades para clasificar la condición socioeconómica de sus ciudadanos: pobre, clase media o rico. 

Pregunto: ¿Es rico el cuarenta y siete por ciento restante?  

RECOMENDAMOS

Metrónomo: Los muros, Lo hizo bien y En otro partido

#LaVerdadVerdad: Inversión para la educación