Lo único que quedará en pie de esta democracia es el proceso de elección. El dominicano sabe votar y el organismo electoral, a fuerza de traumas, aprendió a montar elecciones.

El problema es que la democracia no es solo un régimen para elegir y ser elegido. La democracia es además un sistema de toma de decisiones colectivas con la participación individual de todos los ciudadanos.

La interacción entre gobernados y gobernantes necesita de la fortaleza de dos instituciones básicas: partidos fuertes y medios de comunicación independientes. El colapso de los partidos es evidente. Cuidemos entonces la independencia de los medios.

Metrónomo: El tornero y Teflón

#LaVerdadVerdad: Conviene a todos