Dijo Campoamor: “En este mundo traidor/nada es verdad ni mentira / todo es según el color/ del cristal con que se mira”.

Fadul afirmó que anda por calles distintas a nosotros, porque no ve la inseguridad que vemos. Monchy se equivoca.

Él transita por las mismas calles, pero lo hace de un modo muy seguro. Los policías que a nosotros nos faltan, a cualquier funcionario le sobran. La estadística del ministro servirá para hacer campaña, pero para nada más.

Este es el país del subregistro. Por cada asalto conocido hay diez desconocidos. El cristal de Monchy es negro y está empañado.

Recomendamos:

Metrónomo: Justa reparación

#LaVerdadVerdad: La pesadilla del zika