El tocar una nota cualquiera en uno de dos pianos colocados en una habitación produce en el otro la vibración de la cuerda con la misma nota.

Es la resonancia simpática. Los iguales humanos vibran también al unísono. Los iguales se atraen en la política como en la música.

Los instrumentos de una orquesta necesitan estar afinados para producir sonidos armoniosos.

El gregarismo humano está determinado por afinidad de conducta y pensamiento. ¿Un cristiano debe votar por Trump? No, porque al no ser un modelo de virtud humana, tampoco lo es de virtud cristiana.

La resonancia de Donald es antipática.  

Recomendamos:

Metrónomo: Milagro y Daño

#LaVerdadVerdad: Eliminación total de subsidios