Los partidos criollos son como los grupos musicales, se dividen con el triunfo. No aprenden en cabeza ajena, porque de añejo se sabe que la división trae derrota.

La denuncia de José Montás, sobre la unificación del Gobierno para derrotarlo con los recursos del Estado, no puede tomarse a la ligera.

El denunciante es miembro de un grupo familiar influyente. Temo, el hermano de José, apoya la reelección de Danilo; pero si Medina o su grupo hicieron lo denunciado, entonces veremos si la sangre llama.

De lejos se puede ver que ahí dentro están en un “todos contra todos” político.