Rafael Suberví Bonilla retornó en cuerpo al PRD, pero hace mucho que había retornado en alma. El espíritu de sacrificio requerido para consolidar una nueva organización política le falta.

Fello es hombre práctico, así que prefirió la paloma en mano del poder a las palomas volando de la oposición.

La justificación que da es de una retorcida comicidad. Dice él que no hay democracia en el PRM. Pregunto: ¿Hay democracia en el PRD de Miguel? Olvidó que todos salieron de ahí precisamente porque Vargas Maldonado se erigió en ley, batuta y constitución.

Cualquier argumento sirve para justificar una pirueta política.

RECOMENDAMOS

Metrónomo: Un come-siempre y Relajo

#LaVerdadVerdad: Datos y no emociones