Las elecciones, al igual que cualquier otra competencia, generan grandes expectativas, pero para los dominicanos apasionados por naturaleza muchas veces las emociones se desbordan, pues mientras unos festejan otros viven la agonía de la derrota, provocando que se presente en algunos casos enojo, irritabilidad y preocupación excesiva por el futuro.

El retraso y limitaciones en el flujo de las informaciones oficiales generan en la población desilusión, indignación, apatía y desconfianza en el proceso, características que generalmente son manifiestas en el segmento de la población que simpatiza o votó por el partido perdedor.  

Luego de las elecciones, muchos ciudadanos pueden presentar síntomas de ansiedad y manifestaciones conductuales inapropiadas, afectando su salud física y mental.

El trastorno de adaptación es una reacción emocional y conductual que desarrolla síntomas significativos dentro de los tres primeros meses posteriores al evento estresante. Este estado de malestar está acompañado de alteraciones emocionales que interfieren de manera significativa la vida social y laboral del individuo.

Algunas personas pueden tener una predisposición o vulnerabilidad a este trastorno. Estudios demuestran que hay una relación directa con factores genéticos y algunos rasgos de la personalidad donde la rigidez obsesiva y el afán de control aumentan notablemente la predisposición.

Síntomas:

1)    Actuar de manera agresiva, desafiante y violenta
2)    Tristeza
3)    Llanto
4)    Anhedonia (disminución del deseo de hacer las cosas que generalmente causan placer)
5)    Desesperanza
6)    Enlentecimiento del pensamiento
7)    Dificultad para la toma de decisiones
8)    Aislamiento
9)    Alteración del patrón del sueño
10)    Palpitaciones
11)    Temblores
12)    Uso excesivo de sustancias (alcohol y drogas)
13)    Ideas suicidas

Estos síntomas pueden aparecer de manera brusca después del evento desencadenante o puede surgir de manera progresiva instaurándose de manera paulatina durante los tres primeros meses.

Para el manejo de este trastorno es necesario combinar terapia cognitivo conductual y en ocasiones ansiolíticos o antidepresivos para eliminar los síntomas. El uso de estos psicofármacos solo durará hasta la presencia de los síntomas, los cuales generalmente desaparecen antes del sexto mes de evolución.

No hay una forma de prevenir el trastorno de adaptación, sin embargo el apoyo de amigos y familiares, el fortalecimiento de destrezas sociales y el buen manejo del estrés son factores protectores.

Es importante mantener la calma y no recurrir a la violencia en ninguna de sus formas.

Debemos afrontar las situaciones adversas sin olvidar que la convivencia pacífica es fundamental para nuestra sociedad.