¿Cuál es la brecha más peligrosa en las leyes de armas de fuego?

−Es el vacío legal lo que permite a una persona comprar un arma de fuego de un vendedor sin licencia y sin una verificación de antecedentes. Es por eso que los delincuentes, abusadores domésticos y los enfermos mentales pueden obtener fácilmente un arma de fuego ya sea en línea, en una feria de armas o en venta privada. Se estima que el 40% de todas las armas de fuego que se venden en los EE.UU. son transferidas por los vendedores sin licencia. Afortunadamente, a pesar de que nuestro gobierno federal no ha podido arreglarlo, 18 estados han promulgado sus propias leyes que exigen la verificación de antecedentes en algún momento antes de la venta de algunas o todas las armas de fuego. Hay muchas otras leyes que los estados han promulgado para regular las armas de fuego y salvar vidas. Las leyes que requieren licencias del distribuidor, períodos de espera, licencias para el dueño del arma y ​​la denuncia de las armas de fuego perdidas o robadas son sólo algunos ejemplos.

¿Qué pasa con los suicidios?

−De hecho, la mayoría de las muertes relacionadas con armas de fuego en los EE.UU. son suicidios, y muchas de estas muertes son evitables. Una nueva solución innovadora es la Orden de Protección por Violencia con Arma (“GVPO”, por sus siglas en inglés). Bajo este enfoque, cuando una persona que tiene un arma y demuestra un comportamiento violento o amenazante, un miembro de su comunidad podrá solicitar una orden judicial que limite temporalmente el acceso de esa persona a un arma de fuego. Una versión de esta política fue promulgada en California en respuesta a la masacre en la Universidad de California en Santa Bárbara, donde los padres del tirador habían advertido a la policía que su hijo era peligroso y que poseía armas, pero, legalmente, la policía no podía hacer nada al respecto.

¿Para cuándo se esperan cambios?

−Las cosas ya están cambiando, pero tienes que mirar en el lugar correcto para ver el enorme progreso que ha tenido lugar. Los medios de comunicación se centran a menudo en el Congreso, pero la acción está sucediendo al nivel estatal. Desde Newtown (el tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook en 2012, cuando Adam Lanza de 20 años, le disparó fatalmente a 20 niños y 6 miembros del personal -Ed.), 117 nuevas leyes de armas “inteligentes” han sido promulgadas en 39 estados.
Por el contrario, los esfuerzos para hacer retroceder las leyes de armas inteligentes están siendo derrotadas. Por ejemplo, este año, cuando el lobby de las armas intentó derogar los requisitos de verificación de antecedentes en Iowa y Carolina del Norte, el público se defendió y se negó a dejar que sucediera.