Asombro
El país de las leyes celebra una operación de un grupo de sus ciudadanos que vulneran las leyes de otro Estado. Una contradicción.

La prensa francesa está tratando como heroes al grupo de facinerosos que orquestó  y ejecutó la vulneración de la soberanía nacional. Lo último en conocerse fue el costo de la operación.

Dijo Christophe Naudin, el responsable de coordinar la operación de escape, que el costo de la misma fue de unos cien mil euros. Muy barata la hazaña.

No se puede evitar la pregunta: ¿Por qué las autoridades francesas protegen a unos delincuentes como si fueran heroes de guerra? Causa asombro la degradación moral del país del derecho.


Pierden ellos
La democracia no será tal hasta que no pase del papel al alma de los ciudadanos.El respeto a las libertades es fundamental para afirmar que se vive en democracia.

Aquí la democracia está en los labios de todos los políticos, pero cuando su ejercicio les favorece. 
El credo democrático termina cuando el ciudadano empoderado confronta al poder.

El autoritarismo de la peor especie emerge de las profundidades de la historia y se hace presente. La mala costumbre de exagerar el uso policial para enfrentar manifestaciones pacificas de los ciudadanos se mantiene.

La practica irrita y no asusta. Repitiendo el error pierden ellos.