Por carambola
La ONU le echó un cubo a Haití, y de paso a nosotros, con el tema del cólera. Está más que comprobado que soldados nepalíes, miembros de la misión  de la ONU, llevaron el cólera a Haití. Los estudios científicos indican que como portadores sanos depositaron en las aguas del rio cercano a su campamento el mortal virus. El suceso fue una tragedia dentro de otra tragedia. Unos nueve mil haitianos han muerto y otros cien mil infectados. La ñapa nos tocó a los dominicanos. La ONU blindó su defensa, porque se agenció un fallo judicial que la exime de pagar cualquier indemnización. Lo cierto es que la comunidad internacional debió pagar. El tema nos importa, porque de cualquier dinero debe tocarnos una borona. Por carambola salimos enfermos y por carambola también debimos reclamar.

Por carambola
La ley de oferta y demanda es la más difundida de las leyes económicas, pero la más ignorada. Se olvida inmediatamente que se informa que algún producto sube de precio. La explicación más popular para el fenómeno es la especulación de los comerciantes. Lo cierto es que no puede existir especulación en la abundancia. La única forma de jugar con los precios es la escasez. El alto precio de los plátanos no tiene nada que ver con la voracidad empresarial. Todos sabemos que miles de tareas se perdieron por la sequía y la imprevisión.