Curarnos en salud
Las deudas, como todo en la vida, son buenas o malas dependiendo de la dosis. Los casos de Grecia o, el más cercano, Puerto Rico son la mejor prueba de que todo en exceso hace daño. La economía griega debió ser intervenida por la Unión Europea para continuar respirando; y la de Puerto Rico está a la espera de la buena voluntad del tío Sam para salir del atolladero. Nosotros, país libre y soberano, no contamos con ningún hermano mayor que pueda rescatarnos. Así que debemos empezar a poner nuestras barbas en remojo. Las cifras indican que la deuda externa creció en los últimos catorce años en más de un quinientos por ciento. El pago de intereses rondará casi los cien mil millones. Los que creían que la deuda de los países es infinita debieron aprender, con los últimos batacazos de economías más fuertes que la nuestra, que no es cierto. Empecemos a curarnos en salud.

Las encuestas
El Comité Político del partido morado recibirá, en la reunión de hoy, las propuestas sobre cómo interpretar las encuestas para elegir a los candidatos a la alcaldía. Las encuestas son un idioma raro para la faena de seleccionar candidatos. Así que se necesita un acuerdo de traducción. La tarea se adivina difícil, porque cada interés tiene su lengua. El idioma de la gente de Leonel no es el mismo que el hablado por los de Danilo. Ojalá y no lleguen a necesitar un traductor externo.