Las butacas

El aire de los tiempos se percibe en los pequeños acontecimientos.

El suceso de las butacas del multiuso Leo Tavárez, que ordenó llevarse por la fuerza Jaime David Fernández Mirabal, muestra el lado malo del autoritarismo y el lado bueno del empoderamiento ciudadano.

La operación de las butacas fue realizada por militares.

La población reaccionó, junto a las autoridades y personalidades de la ciudad, para impedir que se consumará. La falta de comunicación y el poco respeto hacia los ciudadanos pudo generar hechos lamentables.

Las sillas eran requeridas por el Ministerio de Deportes para ser usadas en un evento ecuestre, al parecer, de la naturaleza privada.

Lo peor es que había pautado una celebración de un partido del baloncesto regional. Jaime David pensaba dejar en el suelo a los fanáticos.

La situación dejó doce butacas rotas y la cosecha de la mala voluntad de los municipes de la ciudad cabecera de la provincia Altagracia hacia el Ministro de Deportes. Seguro que le pitan a Jaime una falta técnica en el Ayuntamiento.

¿Gallo o gallina?

El gallo colorao tiene a todos confundidos. Por su condición se espera que gane sus objetivos utilizando sus espuelas.

En las últimas semanas el correcto juguetón con el PLD le hace parecer una gallina. El jefe negociador les dijo de todo, pero siguen negociando.

Ahora hablan con Danilo. Parece que los morados terminarán pisándolo.