Paz y diálogo

La oposición alcanzó la mayoría cualificada. Este resultado permite al legislativo revocar los poderes especiales que propician gobernar por encima del legislativo y también la posibilidad de legislar a favor de los presos políticos.

La estrategia de unidad de propósito de toda la oposición sin duda que dio los mejores resultados. Las diferencias tácticas de algunos de sus líderes no llevaron a la ruptura de la MUD.

Ahora el gran reto será mantener esa misma unidad de acción y propósitos desde el poder conquistado.

Ojalá los líderes de la oposición esten claros del delicado momento político que empieza en Venezuela.

No será posible continuar con el proceso revolucionario, pero tampoco regresar a la corrupción de la época anterior al chavismo.

El momento exige tolerancia y prudencia para reconstruir la unidad de todos los venezolanos.

El discurso divisionista revolucionario debe ser sustituido por un discurso incluyente.

La tarea es rearmar las instituciones democráticas. Para eso será necesario mantener la paz y la capacidad de diálogo entre las facciones.

¿Qué quieren?

El cuento de nunca acabar. El pueblo haitiano participa cada lunes y viernes en las actividades comerciales del mercado binacional, pero las autoridades de su país dificultan el proceso.

Una vez más se anuncia que policías fronterizos haitianos les quitan la mercancía a los compradores. ¿Qué quieren ahora?