Buche lleno y saco vacío

El pacto de reelección por reelección dejó las manos democráticas del PLD atadas. Las aspiraciones legítimas de muchos se vieron truncadas. Las renuncias tendrán, sin duda, un impacto en las elecciones nacionales. Los renunciantes llegan con su pan debajo del brazo a la oposición, con seguidores y recursos. Lo que suman a la oposición se lo restan al oficialismo.

Ese es el caso de Milcíades Franjul en la provincia Peravia. El posicionamiento electoral de él frente Wilton lo convierte en una pérdida de valor. Lo que parecía una probable derrota en esa provincia, ahora se convierte en una más que posible victoria. Grano a grano se llena la gallina el buche y grano a grano también se vacían los sacos. Por lo menos, el saco  en Peravia perdió algunas libras.

El sancocho

No se sabe si fue un sancocho prieto como lo cantaba Johnny Ventura, pero sí se puede asegurar que el humo de la paila subía muy caliente. El guapo de Gurabo es famoso por saber amarrar chivas. No sería la primera vez que lograría convencer a Aristy, que siempre ha tenido un trato muy amable con Hipólito.

Este posible pacto no parece tan descabellado, porque se sabe que el PLD de la provincia no quiere al PLR. Los números oficiales no andan como antes y algunos políticos, como Amable, saben por dónde sopla el mejor viento.