El rugido del León

El PLD movió la fecha de la proclamación para acomodarse a la agenda de Leonel. El presidente del partido tenía viaje para la fecha anterior. Se cuenta que cuando lo llamaron para invitarlo la respuesta fue cortante: “No puedo. Tengo que salir del país”.

Parece que los organizadores del acto decidieron comenzar a jugar al gato y al ratón con Fernández.

El cambio de fecha pretende dejarlo sin excusas para asistir. Parece que aquella bravuconada de que se gana con él o sin él no es tan cierta. La declaración, sin duda, fue una metida de pata de Temo Montás.

Se dijo que ahora sí estará presente, pero el que lo dijo no es vocero oficial de Leonel. Así que todavía se mantiene la duda. No se puede olvidar el mensaje de Franklin Almeyda. Si Danilo no lo llama quizás no haya rugido del León.

¿Muertos o de parranda?

No solo a Wally preocupa y extraña la gran cantidad de dominicanos que supuestamente se quedarán sin cédula. Todos sabemos de la morosidad proverbial del criollo para realizar con tiempo cualquier diligencia, pero no creemos que pueda ser cierta esa alta cifra de desinteresados.

Las facilidades brindadas por la Junta Central Electoral fueron amplias en cuanto a condiciones y plazos se refiere.

Aquí no debió quedar nadie sin el nuevo documento. Las oficinas se ven vacías. ¿Dónde está toda esa gente? ¿Estarán muertos o andan de parranda?