Mala costumbre

Aquí no se cumple con ley grande ni pequeña. No hay día en que no se reseñe en la prensa alguna violación. Heráclito decía que “una ciudad tenía que defender sus leyes como si fueran sus muros”, pero aquí lo que hacemos todos los días es derribar piedra a piedra el muro normativo.

Lo último es el incumplimiento mega millonario de la OPRET con el Fondo de Pensiones de los Trabajadores de la Construcción, FOPETCONS. Las cuentas de Diandino Peña están embargadas por el incumplimiento. El suceso es una buena muestra de las dificultades para establecer un verdadero Estado de derecho en el país.

Las instituciones públicas se conducen por encima de las leyes. ¿Cuándo cambiará esa mala costumbre?

Berrinche

Los movimientos en los partidos están superando los de la tierra. No pasa un día sin que algún dirigente decida dejar su partido y pasar a otro. Por cualquier “quítame esta paja” se molestan. Ahora nos enteramos de la renuncia de Yayo Matías del PRM.

El exsenador alega maltratos y desconsideraciones. Esto significa que no le fue muy bien en las encuestas.

Algunos viejos dirigentes del PRD no entienden que las posiciones ya no se asignan por antiguedad en el servicio político, sino por la popularidad en el seno de la población votante. La verdad es que hacía mucho tiempo que Yayo no sonaba. Ahora suena por el berrinche.