Crecen y crecen

Las precadidatas a diputadas de ultramar por parte del PLD, Divina Martínez y Mireya Jiménez, denunciaron que fueron canceladas del Consulado en Nueva York por represalia política. Las dos son parte de un grupo de siete precandidatas que elevaron un recurso de amparo ante el Tribunal Superior Electoral.

La crónica que describe la denuncia refleja lo torcido de la política criolla. Ellas dicen que las echaron del puesto simbólico y que perdieron sus salarios simbólicos por negarse a participar en la campaña de Danilo.

Los líos de las primarias se han convertido en un dolor de cabeza sin aparente solución. El tiempo apremia y los conflictos crecen y crecen como las famosas pastas del anuncio.  

Fichaje

No se entiende. Ahora se dice que Fello iría a parar al PRD a cambio de una diputación para su hijo. La información es un rumor a la espera de que se le confirme.

En la política criolla cualquier cosa puede pasar, pero esto sería el colmo, porque cómo explicar que acepte en el viejo PRD lo que se le ofrece el PRM. La gente no podría evitar pensar que otra cosa adicional podría acompañar el ofrecimiento de puestos.

Todo el mundo sabe de la austeridad de Abinader y Mejía en los tratos políticos. Otra es la fama de Miguel. Se sabe que en materia politica se maneja como en los negocios: gasta lo que se deba, aunque se deba lo que se gaste. El fichaje de Fello vale lo que pesa en oro para él.