Al jefe de la PN

Ayer lo hizo el Sindicato de Trabajadores de la Prensa, hoy le toca el turno a los fotógrafos de revistas, espectáculos y sociales.

El jefe de la Policía, Nelson Peguero Paredes, ha recibido la respuesta de rechazo e indignación de los comunicadores por su decisión de investigar al fotoreportero Danny Polanco, quien permanece internado en un centro médico, sometido a varias cirugías, fruto de la ligereza de un agente policial que disparó su arma de perdigones de plomo en medio de una protesta en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Lo más grave es que, según testimonios del fotógrafo, es que el disparo fue intencional, de modo que si el impacto daba más en lleno llegaba a otras zonas, hoy se podría estar hablando de un difunto y no de un herido.

Pero la Policía, cuestionada muchas veces por lo benevolente de su trato a agentes investigados por la Justicia, ahora ha cambiado las barajas y a quien indaga con una prueba de parafina es a la víctima, a quien los médicos hacen el mayor esfuerzo por tratar de preservarle la visión del ojo derecho.

A cuidarse

El anuncio de que habrá lluvias este fin de semana es un alivio cuando todavía la población tiene vivo el recuerdo de la cruenta sequía de los dos años anteriores.

Pero la alerta de las autoridades llama también a permanecer atentos y cuidadosos, por posibles inundaciones y deslizamientos de tierra.