Ejército desordenado

En el plano de la competencia senatorial por el lado morado las cosas no parecen mansas. Los conflictos soterrados y no tan soterrados están causando problemas en la campaña provincial. Los desencuentros entre danilistas y leonelistas está a la orden del día.

El conflicto ya hizo perder sus puestos a tres gobernadores. El presidente Medina está conciente de la importancia de mantener en orden el ejército partidario. La importancia de la unidad en cualquier actividad es cosa no discutida, porque todo el mundo sabe que una casa dividida no prevalece. El último de los diferendos es el de Olgo Fernández y Sonia Mateo.

Este pleito es viejo y hace mucho que estaba pidiendo una solución. Ahora parece que será inevitable trazar los límites. La senadora Mateo elevó una petición ante el Comité Político del PLD para que se discuta un arreglo. Eso no puede esperar, porque ejército desordenado no camina y mucho menos combate.

¿Sería a pota?

Danilo guarda su compañero (así lo dijo, en masculino), pero que no lo dirá antes de la primera quincena de marzo. La enigmática frase causará mucha preocupación por los predios de la vicepresidenta actual.

La respuesta de Medina cojeó por el género. El lenguaje inclusivo de hoy y la compleja política le obligaba a agregar el cansabido o compañera. ¿Sería a pota? “ocompañera”