La bomba

Los rumores aquí son noticias no confirmadas. Hay que decir que los problemas judiciales del asesor de imagen de Danilo Medina eran conocidos. La primera denuncia de las aparente implicación del señor Joao Santana con negocios no muy lícitos en Brasil fue del Doctor Humberto Salazar, reformista y aliado del PLD. En momentos en que la tendencia de Danilo le tenía hirviendo el agua a Leonel, atacó Salazar con esa denuncia.

La cosa no pasó a mayores, aunque el PRM pidió explicación. El silencio fue la única respuesta y todo siguió caminando igual. En la confianza es que está el peligro, se dice. No hay duda de que el partido morado confió demasiado en su buena estrella. Ahora le explotó la bomba en las manos.

Una sorpresa

La mayoría del pueblo boliviano votó por el no. El resultado es una sorpresa, por lo menos en el exterior, porque la popularidad de Evo sigue siendo alta. Parece que los electores no creen que sea Morales un hombre imprescindible.

Así que le acaban de negar el sueño de gobernar hasta la eternidad. Sin duda que es una buena lección para todos los países de América Latina.

Los pueblos, por ignorantes que sean, no se están dejando manipular por el poder. El pueblo boliviano gana mucho y muestra su madurez al dificultar la perniciosa permanencia. Los hombres no son tan buenos como para tener un poder infinito.